El día que casi me quedo fuera de casa

15:05


Para consuelo frases del tipo: esto lo hemos pasado todos, te iba a tocar tarde o temprano, no te preocupes que a alguno le pasó más de una vez...
No, esto no tenía consuelo, no existen frases para reconfortar, lo que a mi me ocurrió no le ha pasado a nadie.
Cuando me levanté este sábado, nada hacía presagiar lo que me iba a ocurrir durante el día, ningún indicio, ninguna señal.
El sábado se presentaba como un sábado más, un tanto ajetreado por preparativos para un domingo de fiesta, pero nada fuera de lo normal.
Despertarse, coger lo primero que encuentras en el armario, cara lavada, café para llevar y a trabajar.
Pasamos rápidamente por casa y cita en la peluquería.
Corte de pelo. Nuevo look. Por fin me decidí.
Vuelvo  a casa, hay recados que hacer. Aún no he comido.
Llego al portal. Maldito maxibolso, muy fashion pero un agujero negro para las llaves.
Saco neceseres, papeles, la cartera. Le doy la vuelta al bolso.
Cri, cri, cri, cri, cri.
No hay llaves.
Seguro?
Saco neceseres, papeles, la cartera. Le doy la vuelta al bolso.
No hay llaves.
Seguro.
Que cunda el pánico!!!!!!
No tengo llaves.
Nivel mínimo de batería, llegando al final.
Empezamos a llamar: amigos, amiguísimos, amigos de amigos, los amigos y los amigos de los amigos  buscan cerrajeros, cerrajerías o cualquiera que sepa abrir una puerta.
Tengo hambre...
¿Mi casero?Creo que sé donde vive. 
Busco a mi casero al azar, llamando en edificios y colándome en los portales para ver el buzón.
No encuentro a mi casero.
El pánico ya ha cundido.
Seguimos llamando. 
Cien euros por abrir una puerta!!!!
Seguimos llamando.
Barato, barato. Aceptamos.
Esperamos.
Y la cara que se te queda, cuando subes con el casero a la puerta del piso y ves que las llaves se han quedado colgadas en la puerta, por fuera.
Que cunda el pánico.

Posdata: si crees que te has dejado las llaves dentro de casa primero sube al piso a ver si de casualidad te las dejaste por fuera.
Por cierto, el corte de pelo me queda bien.


Sigue todas las aventuras en directo en 
Twitter
Instagram

@rociinthesky

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Primero... madre mía! No me imagino la situación... aunque a mí una vez se me olvidaron, pero las de casa de fin de semana. Cuando llegamos allí, a eso de las 10 de la noche, felices porque era finde e íbamos a cenar... me doy cuenta de que no llevé las llaves. Hora y media de vuelta en coche, más otra hora y media de vuelta más... y la cena a la 1 de la mañana... en fin! Segundo... cambio de look y de look de blog, te ha quedado genial :DD Tercero... tienes instagram? Ahora mismo te busco y te sigo :D Mil besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Madre mía..a mi me pasa eso y aún estoy hiperventilando..
    En el erasmus pasaba mucho y ya teníamos una caja de herramientas preparada para sacar las puertas jaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. love them... but summer is around the corner!
    http://sepatuholig.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, me rio porque eso le pasó a mi hermano,que es un experto en eso de perder llaves o salir sin ellas, el cerrajero ya ha tenido que venir alguna vez que otra a solucionar el problema, la última vez abrió la puerta, entró en casa, sin recoger las llaves y aquella noche dormimos con las llaves puestas por fuera...me da miedito, cada vez que lo pienso...

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Ese día much@s de Twitter lo recordaremos, jajajajajaja!
    Y sí, tranquila, a todos nos ha pasado alguna vez, y ...no es para tanto, la vida sigue, jajajajajajaja!
    (palabras que joden??? Que va)

    Todo acabo en un anécdota y un briconsejo para tod@s tus seguidores!
    Gracias ;-P (jajaja, me río sola, y no es de ti, es contigo)

    Kissssssssssssss
    Leire

    ResponderEliminar