Let me introduce you ... Las facturas.

18:58

Bueno, espero que esta vez sí, que esta sea la definitiva.
Ya estoy instalada 100% en mi nuevo apartamento, llegó internet.
(toco madera y cruzo dedos al mismo tiempo que digo esto)
Después de la odisea que supuso una eterna mudanza de quince días, y aún me faltan cosas por traer de casa de mis padres, y el camino pedregoso en el que se convirtió el conseguir servicio de internet, los problemas que se me presenta ahora son bien distintos.
Problema número 1: Las facturas.
Mi anterior vida, en el cobijo del hogar paterno, las únicas facturas a las que me enfrentaba eran las del móvil, dominada: si me excedía un mes, el siguiente usaba más whatsup que llamadas. Y la factura de la tarjeta de crédito, resultado de tardes de compras, dominada: nivel intermedio.
Pero ahora aparece ante mí todo un abanico de facturas que antes solo eran un rumor o un eco lejano: luz, agua, electricidad, a lo que hay que sumar las ya existentes y el que no puedo pasar sin comer. La comida no es como el teléfono o la ropa, no puedo pasarme un mes de presupuesto y al siguiente pretender limitar mi dieta a pasta, arroz y huevos fritos.
Así, que mientras trato de dominar el arte de las facturas, y me voy acostumbrando a estas nuevas amigas, hay que limitar presupuesto en otros campos.
La primera victima, el primer damnificado es el armario.
Seamos sinceras, y sabéis de que hablo, no necesito más ropa, podría vivir con la que tengo dos años, o más, incluso podría vestir a todo mi edificio (no es muy grande, eh) todo este invierno con mi armario.
Así que toca hacer inventario y combinaciones, empezar a sacar partido a lo existente, y actualizarlo mezclando prendas con las tendencias actuales.
Me he dado cuenta que tengo multitud de faldas y algún vestido, que me he puesto cuatro veces contadas. Es hora de empezar a enseñar pierna este otoño/invierno.
Empezamos el plan de aprovechamiento.







Mucho más en Twitter

@rociinthesky

You Might Also Like

9 comentarios

  1. ay las facturas, lo que me resulta más coñazo que pagarlas es hablar con todas las compañías para poner todo a tu nombre cuando te mudas a un sitio nuevo.
    Lo de enseñar pierna me parece genial. Yo aquí me pongo a ello pero con medias eh?

    xXx

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte por mi blog y dejarme tu comentario ;)

    Besitosss

    ResponderEliminar
  3. Pero que entrada tan original!
    Yo aún sigo bajo el techo de la mammma! Y la verdad es que tengo unas ganas locas de ser independiente, de tener mi propia "vida" sin sacar de mi vida a mi familia (claro) pero volar sola, y seamos sinceras, no estan (en mi caso) las cosas para volar tan pronto, por eso te digo,que ya que tienes suerte de poder volar, no te preocupes por las facturas, es una nueva etapa y fantástica.
    La ropa... entre todas te ayudamos a sacar looks perfectos con la ropa que tienes! ^^
    Rosa de 2en1cuaderno

    ResponderEliminar
  4. pero que me dices de lo bien que sienta la independencia??jajaj un besazoo y suerte en la nueva etapa!!

    ResponderEliminar
  5. me he inspirado mucho con tu post jiji

    arethalagalleta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Di que si, a enseñar pierna!! :)

    http://valentinamode.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. así estamos muchas, sobreviviendo y evitando facturas! jeje... pues si, hay q combinar todo lo q se pueda.. me gustan mucho las faldas de tablas. un besote!

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón del mundo, tenemos ropa de sobre, tenemos de todo de sobra. Debemos aprender a ser menos consumistas. Un besote.

    siennayjude.blogspot.com

    ResponderEliminar