No pienso decirte que te quiero hasta que no deje de odiarte.

08:00


Es increible como la vida gira y gira, y da vueltas y vueltas, y al final nos encontramos siempre con las mismas personas pero en situaciones tan opuestas que parecen otras.
Cuando era un quinceañera que quería empezar una revolución cada sábado desde la tarima de un pub, no hacia caso a eso que decían de que con el paso de los años vas aprendiendo.
Para mi todo iba a seguir igual, ni yo ni mi inseparable grupo de amigas ibamos a cambiar, seríamos las de siempre, con ganas de divertirnos y  nada más, siempre sanas y naturales.
Pero la mayoría ya se han quedado por el camino, y la sinceridad y fidelidad que compartiamos de la misma forma que se comparte un whisky con coca cola, se derritió y desapareció con la lentitud de los cubitos de hielo.
Pero aquello queda en la adolescencia, en el instituto, que el mio fue más de Compañeros, que de Física o Química, que nunca hubo un Cabano, y Quimi y Valle crecieron y no volvimos a saber de ellos.


Y llego la Universidad, y ahí si que están los amigos de verdad, los que quizá sobrevivirán, los que se quedaran a tu lado, los que te llamarán por tu cumpleaños, los que están en tu facebook comentando, los que más te dolerán.
Siempre recomende la universidad, no solo por lo que en ella aprendes a nivel académico, si no por las experiencias que en ella vives, empiezas a formarte, la cabecita dejará de ir de un lado para otro y se asentará en los años de facultad, te harás con nuevos ideales y sabrás defenderlos, opinarás, y decidirás lo que va a entrar en esa urna. Y puede que en un arrebato regreses y veas aquella tarima, ahora ya no es tan alta, ahora el camarero ya no es tan guapo, ahora la cabina del dj ya no tiene el mismo interés, ahora hablan otro idioma.
Y cuando creces y cuando maduras, aquella frase de los quince:"con el paso de los años aprenderás" , se hace realidad, y  lo que aprendes es lo que más duele, y lo que duele, lo que hiere, es lo que antes hizo querer, reir, compartir, confiar, soñar...






You Might Also Like

3 comentarios

  1. Me encantan muchísimo las fotos, super inspiradoras. Un besazo ;-)

    ResponderEliminar
  2. Que fotos tan bonitas,y que bonito texto!Besos!

    ResponderEliminar
  3. Las fotos geniales!
    Tu texto, muy bonito. Aunque discrepo en lo de que en la universidad aparentemente comienzan las amistades de verdad. Mis grandes amigas son del instituto, aunque ya comenzamos a serlo al final de bachiller. Y alguna que otra buena amiga la he hecho tras acabar la carrera. Nunca se sabe con quién puedes llegar a congeniar y dónde encontrar a ese alguien. Sí que es cierto que es más difícil cuanto más mayor se hace uno, pero por otra parte, son relaciones más fuertes!
    1besote

    ResponderEliminar